Ficolsa Asesores

 

SEIS CONSEJOS PRÁCTICOS PARA MANTENER TU EQUIPO 100% SEGURO

 

1. CIFRA TUS DATOS MÁS IMPORTANTES

Una de las opciones más empleadas es el programa DiskCryptor. Accede a la web www.diskcryptor.net y pincha en el enlace Download de la derecha. En la nueva página, escoge la opción Installer dentro del recuadro. Cuando se baje el instalador (de menos de 1 MB de peso), ábrelo con un doble click sobre su icono y sigue los pasos  del asistente pulsando en Next hasta llegar a la última pantalla, donde tendrás que pinchar en Install. Al acabar, deja entonces que se reinicie el equipo.

Abre la aplicación con un click en su acceso directo y selecciona la unidad que deseas cifrar, ya sea el propio disco de Windows o una memoria. Luego, pulsa el botón Encrypt, situado a la derecha y escoge uno de los algoritmos de cifrado propuestos en el despegable. Existen varias opciones según el nivel de seguridad que quieras implementar, incluyendo la posibilidad de concatenarlos entre sí para que tus datos no queden expuestos en el caso de que uno de ellos resulte vulnerable en un futuro cercano. Si no sabes cuál elegir, probablemente querrás entonces dejar el que ya viene seleccionado de forma predeterminada.

Introduce una contraseña lo suficientemente potente en el siguiente paso, de forma que puedas completar el indicador todo lo posible. Presiona OK y consulta el progreso del cifrado en la parte inferior de la ventana principal, dependiendo del volumen del dispositivo y la potencia de tu equipo, el proceso podría demorarse incluso horas. Por tanto, tómatelo con calma y continúa haciendo otras tareas. Si tu ordenador no cuenta con un buen procesador, es recomendable dejar a DiskCryptor que trabaje solo y te dediques a hacer trabajos que no requieran el uso del PC. De lo contrario, podrías experimentar cuelgues inesperados, especialmente si has escogido una combinación de cifrados, lo que eleva mucho el consumo de recursos.

Una vez finalizado, podrás acceder al dispositivo cifrado en todos los equipos donde hayas instalado DiskCryptor, siempre que proporciones la clave inicial. El descifrado se hará de forma transparente una vez se inicialice el dispositivo.

 

2. CONFIGURAR UN SISTEMA DE BACKUPS AUTOMATIZADOS

Cobian Backup es uno de los programas de creación de backups más empleados. Es completamente gratuito y puedes descargarlo desde la web www.cobiansoft.com. Permite hacer todo lo que vas a aprender en este tutorial, pero lleva un tiempo sin actualizarse. Por tanto, mejor emplear una alternativa más fresca, como Duplicati. Hazte con una copia en la web www.duplicati.com pinchando en el botón Duplicati y seleccionado el enlace correspondiente a tu platarforma.

Instálalo así de la forma habitual con los clicks necesarios en Next y, por último, en Install. Cuando acabe, deja marcada la casilla Launch Duplicati now y pulsa Finish, lo que dará comienzo el asistente de configuración.

Marca la primera de las opciones Configurar una nueva copia de seguridad, y haz click en Siguiente. Ponle ahora un nombre descriptivo y continúa con Siguiente. La configuración predeterminada de los ficheros que se guardarán es bastante acertada y probablemente quieras dejarla tal y como está.

No obstante, es probable que eches de menos algún directorio adicional no presente en tu carpeta de usuario (por ejemplo, en C:\). Para seleccionarlo, marca la opción Lista customizada de carpetas y escoge tú mismo las carpetas pertinentes. Repite el proceso para añadir todas las que sean necesarias y continúa con el botón Siguiente.

Probablemente quieras cifrar el contenido del backup con una contraseña, no vaya a ser que información más preciada acabe en las manos equivocadas. Marca la casilla Proteger las copias de seguridad y escríbela en el recuadro adjunto.

En el siguiente paso, elige el destino de la copia de seguridad. Para guardar una copia local en una unidad externa (recuerda que guardar los backups en el mismo disco de origen no sirve de nada), escoge la opción Basada en fichero. También tienes disponibles una serie de servicios de almacenamiento en la nube como SkyDrive o un servidor FTP de los de siempre (por ejemplo, un NAS que tengas en casa). Para estos casos, tendrás que facilitar tus credenciales de acceso y, si procede, la ruta correspondiente.

Para la copia local, escoge la unidad externa que desees y designa una subcarpeta. Pulsa en Siguiente y marca todas las casillas que desees configurar, especialmente la de la frecuencia, Seleccionar cuando y con que frecuencia se debe lanzar la copia de seguridad.

Las opciones son bastante completas, así que asegúrate de escoger una modalidad que puedas cumplir fácilmente y no ponga en peligro el régimen de seguridad.

En cuanto a la sección de backups completos o incrementales, debes saber que hacer un backup completo cada poco tiempo puede suponer un gran volumen de datos que, esencialmente, serán los mismos en todas las copias. Como la mayoría de archivos no habrán variado su contenido, puedes utilizar una estrategia incremental que sólo incluya los archivos que han sido modificados, lo que producirá backups de mucho menor peso. La única desventaja es que para restaurar el sistema completo necesitarás la copia completa de partida más todas las copias incrementales sucesivas. Por tanto, puedes utilizar la solución híbrida que se propone de forma predeterminada. En el asistente, esta opción se corresponde con la primera entrada de las tres que aparecen propuestas en la ventana, Incremental, completa después de este periodo.

Pulsa en Siguiente y, tras marcar la casilla Lanzar una copia de seguridad inmediatamente, presiona Finalizar. Dará así comienzo el proceso de creación de backup que podrás monitorizar desde el icono situado en la bandeja del sistema. Lo único que tienes que hacer a continuación es dejar que se ejecute en segundo plano y olvidarte entonces ya de él.

No obstante, si alguna catástrofe ocurre, tendrás que echar mano del backup. Abre Duplicati con un doble click en el icono de la bandeja del sistema y selecciona tu enlace. En la nueva ventana, escoge la entrada llamada Restaurar ficheros de una copia de seguridad y deja entonces que el asistente te guíe por el resto del proceso de configuración.

 

3. PON EN MARCHA UNA SUITE DE SEGURIDAD TOTAL

Lo primero que debes hacer es elegir la suite de seguridad. Puedes escoger una adecuada a tu situación, utilizando páginas webs como www.av-test.org/es/antivirus/usuarios-finales-windows, donde realizan pruebas y análisis de forma periódica.

Ordénalos por el criterio que prefieras y, cuando hayas elegido uno, dirígete a su página web oficial para descargar una copia de evaluación.

En este ejemplo, usaremos la versión gratuita de Avira, disponible en www.avira.com/es/avira-free-antivirus. Accede a esa dirección y presiona Descarga gratuita. Comenzará así una descarga de 145 MB. Cuando concluya, abre el instalador  y sigue las instrucciones en pantalla. Tras descomprimir los ficheros, se analizarán los posibles programas que entran en conflicto con Avira. Este paso pondrá de manifiesto si ya usas otro antivirus o suite de seguridad.

Si todo ha ido bien, podrás continuar con el asistente. Si no, deberás desinstalar los programas encontrados por el análisis. Después, podrás reanudar la instalación.

Para continuar, marca las dos casillas relativas al acuerdo de privacidad y licencia de uso y pulsa en Siguiente hasta que comience la copia de archivos. En el proceso puedes ver globos de aviso que indican que el sistema está desprotegido, pero es completamente normal, pues Avira necesita deshabilitar el antivirus ya incluido en Windows para operar con normalidad. Cuando acabe, se lanzará este otro asistente.

Pulsa en Siguiente y elige una opción acorde al rendimiento a tu equipo. Si no quieres que el antivirus consuma demasiados recursos, deja el nivel de detección medio. Si tienes un buen hardware, usa Nivel de detección alto. Continua con Siguiente y pulsa la casilla Activar todas para activar todas las protecciones posibles. Un par de clicks más en Siguiente y otro en Finalizar concluirán la configuración inicial.

A partir de ese momento, Avira se ejecutará desde la bandeja de su sistema. Pulsa dos vece su icono para abrir la interfaz y soluciona los problemas mas pendientes con el botón Solucionar problema. Pulsa ya en Aceptar para actualizar la base de datos y lanzar un análisis rápido del equipo. En el caso de encontrar amenazas, confirma las acciones recomendadas con Aplicar ahora.

Si todo ha ido bien, al acabar verás este otro estado, pero aún hace falta programar un examen completo del sistema. Para llevarlo a cabo, pulsa en el botón Analizar el sistema y deja que se ejecute hasta que acabe de explorar todas las unidades de almacenamiento de tu equipo.

Al tener que analizar todo el disco duro, no debería extrañarte que dure incluso más de una hora. Durante el transcurso del proceso, puede que tengas que confirmar más acciones y, al acabar, verás un informe de resultados que resumirá todo el proceso en una tabla con las diferentes amenazadas encontradas. Revísalo, pulsa en Cerrar y, por último haz click en el botón etiquetado como Finalizar.

En cuanto a la gestión del cortafuegos, la versión gratuita de Avira sólo gestiona el que viene incluido en Windows. Así, si pinchas en Firewall, sólo verás si está activo y usando la configuración óptima para el sistema. Si presionas en Configuración, podrás gestionar dicha configuración con más detalle.

 

4. NO TE OLVIDES DEL ANTIMALWARE Y ANTISPYWARE

Probablemente ya conozcas la herramienta Spybot: Search and Destroy, pues lleva años siendo recomendada para eliminar publicidad no deseada que se ha instalado en tu PC. Acude a la web www.safer-networking.org/dl y haz click en el enlace que aparece situado en la parte inferior de la página, Other downloads Spybot – Search & Destroy.

Elige, de los disponibles, un servidor de descarga y, luego haz click en el botón Download. Otra opción muy utilizada es Malwarebytes Anti-Malware, que dispone de una versión gratuita en es.malwarebytes.org. Sólo tienes que pulsar el botón Descargar Versión Gratuita.

El instalador se bajará entonces, automáticamente, a tu carpeta de descargar habitual. Ábrelo entonces con un doble click sobre el icono correspondiente y, en la configuración de componentes, selecciona las casillas Idiomas adicionales y Download updates immediately.

En las tareas adicionales, desactivar SDHelper y Tea Timer. Pulsa luego Instalar  y deja que se descarguen  y copien los ficheros de instalación. Cuando acabe, deja la casilla Ejecutar SpybotSD.exe marcada y pincha en Finalizar.

Confirma el aviso relativo a los programas publicitarios con un click en Aceptar y, en el asistente, crea la copia de seguridad del registro de Windows con un click en Crear una copia de seguridad del registro. Si Spybot elimina alguna opción importante por error (algo improbable), podrás recuperarlo desde ese backup. Espera unos segundos y pincha en Siguiente cuando acabe todo el proceso. Por último, pulsa en el botón Comenzar a usar el programa.

Para realizar un examen completo, pincha en el botón Analizar problemas de la interfaz principal y deja que Spybot elimine los ficheros temporales para acelerar el proceso con un click en Yes. Deja que se ejecute hasta su finalización, lo cual puede comprender varios minutos.

Dependiendo de lo que haya encontrado el programa Spybot, verás más o menos resultados en el informe final.

Si procede, desmarca lo que no quieras eliminar y, cuando lo tengas, pincha en el botón Solucionar problemas seleccionados para llevar a cabo las acciones. Confirma con sí.

 

5. CREA UNA MÁQUINA VIRTUAL PARA LAS TAREAS MÁS SENSIBLES

Entra en la página web www.virtualbox.org/wiki/Downloads y descarga una copia de VirtualBox pinchando en el enlace. Instálalo como un programa más siguiendo el asistente, teniendo en cuenta que puede que sea necesaria una desconexión puntual de Internet para configurar los controladores de red. Cuando acabe, ábrelo con el acceso directo que se habrá creado en la pantalla Inicio.

Crea una nueva máquina virtual pulsando en el botón Nueva y ponle un nombre que lo identifique adecuadamente. Asimismo, escoge el tipo de sistema operativo que mejor se adapte a tu caso y pulsa en Next. Ajusta la cantidad de memoria RAM hasta el final de la franja verde, maximizando el rendimiento de la máquina sin poner peligro la estabilidad del sistema. Pulsa en Next y deja seleccionada la opción, con el formato VDI (el predeterminado) reservado dinámicamente. Con 25 GB bastará para los propósitos de esta máquina virtual, seleccionando también la ubicación que desees. Confírmalo todo con el botón crear.

Ahora, en la interfaz principal, seleccionada la entrada correspondiente a la máquina virtual que acabas de crear y pincha en el botón Configuración situado en la barra de herramientas superior. En el nuevo diálogo, localiza la única entrada que verás bajo el apartado Controlador IDE y selecciónala pulsando sobre el icono del disco de grabación. A la derecha, despliega el menú y elige la opción marcada a continuación.

Se abrirá un nuevo diálogo de exploración de archivos en el que tendrás que seleccionar la imagen ISO correspondiente al sistema operativo que quieres instalar. Esto es equivalente a insertar el CD de instalación de Windows en la unidad virtual de la máquina.

Así, al arrancar la máquina con un doble click sobre la entrada que acabas de crear (o pulsando el botón). A partir de aquí, es como instalar Windows desde cero en cualquier equipo real. Sigue los pasos del asistente y, cuando acabe, vuelve a la configuración de la máquina virtual y desactiva la imagen del disco para evitar que vuelva a arrancar desde el CD y pase directamente al disco duro virtual. Este tipo de entorno de ejecución te permitirá hacer todo tipo de operaciones en tu ordenador sin temer por su estabilidad o la pérdida de archivos.

 

6. MONTA UN CANAL VPN PARA UNA MAYOR PRIVACIDAD EN LA RED

Lo primero que necesitas hacer es contratar un túnel  VPN con una compañía que lo ofrezca. No todos son necesariamente de pago, así que no te preocupes por la cartera. De hecho, a lo largo de este ejemplo usarás el servicio gratuito de VPNBook. Accede a www.vpnbook.com/feepn y escoge la modalidad Free PPTP VPN $ 0/mo.

En la parte inferior verás todos los datos de acceso que necesitas. Anota la dirección del servidor más cercano a tu ubicación (como puede ser, por ejemplo, euro217.vpnbook.com), así como el usuario (vpn-book) y la contraseña propuesta (seyayEn4).

Ahora, de vuelta a Windows, pulsa haz click secundario sobre el icono de tu conexión de red y pincha en Abrir el Centro de redes y recursos compartidos. Haz click en el enlace Configurar una nueva conexión o red y escoge la modalidad mostrada en la primera entrada de la lista.

En el campo dirección de internet, escribe la dirección del servidor que anotaste en el paso anterior (euro217.vpnbook.com). Ponle un nombre claro e identificativo y pincha en Crear.

La nueva conexión aparecerá en el panel de redes disponibles. Pincha sobre ella con el botón secundario del ratón y haz click en la entrada Ver propiedades de conexión. En el nuevo diálogo que aparecerá, cambia a la pestaña Seguridad y selecciona en el desplegable Protocolo de túnel punto a punto (PPTP). Por último, confirma los cambios con un click sobre el botón Aceptar.

Tras ese último ajuste, ya puedes iniciar conexión VPN. Selecciona para ello la conexión recién creada, presiona el botón Conectar. A continuación tendrás que introducir el usuario y contraseña anotados en el paso 2 y pulsar en Aceptar.

Si el método anterior no termina de funcionar, puede que tengas un conflicto de redirección de puertos con tu router o que simplemente hayas cometido un error en la configuración. Para evitar dar rodeos, puedes utilizar el asistente de VPN book que, además, proporciona un nivel extra de seguridad. Eso sí, tendrás que instalar un programa adicional.

Accede de nuevo a la página www.vpnbook.com/freevpn y, esta vez, escoge la modalidad Free OpenVPN $0/mo. Selecciona uno de los certificados europeos para descargar la configuración.

Paralelamente, entra en www.openvpn.net/index.php/open-source/downloads.html y descarga el asistente para Windows. Ábrelo después y ve pulsando en Next hasta concluir la instalación. También tendrás que dar permisos para la instalación de un nuevo driver con Instalar.

Extrae el fichero formato ZIP descargado y haz click con el botón secundario en uno de ellos. Ahora, solo debes seleccionar la opción Start OpenVPN on this config file. En la pantalla en negro, introduce el usuario vpnbook y la contraseña seyayEn4. OPenVPN se autoconfigurará e iniciará la conexión cifrada.

 

 

Fuente: Computer Hoy

FICOLSA ASESORES S.L. Pozo Dulce, 16. 13001 CIUDAD REAL. España.Teléfono: +34 926 25 18 28. Email:   Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  Síguenos en Facebook  Twitter  Síguenos en Google+

 

Inicio Articulos (2) Practico Informatica Seis consejos prácticos para mantener tu equipo 100% seguro